10 Preguntas Frecuentes sobre Relajación

La relajación es un tema que puede provocar algunas dudas, por lo que aquí dejamos una recopilación de preguntas frecuentes con la esperanza de resolver las posibles dudas que hayan surgido:

1. ¿Cómo sé que tengo estrés o ansiedad?

Aunque se suele caracterizar por la existencia de una serie de síntomas físicos, como palpitaciones, ritmo del corazón muy acelerado o sensación de falta de aire al tener una respiración muy rápida y superficial, estos únicamente suelen darse en los momentos en los que se produce una crisis y no se suelen notar hasta que aparecen.

De manera habitual podemos ver que el estrés nos afecta cuando nos identificamos con alguna de las siguientes situaciones, siendo algunas de las que se dan con mayor frecuencia:

- Al levantarnos, no encontramos cansados pese a haber dormido toda la noche.

- Nos sentimos incómodos y reaccionamos mal ante las situaciones nuevas o que exigen un cambio de planes.

- Tenemos la impresión de que no paramos en todo el día.

- Notamos cambios de humor frecuentes, o las personas allegadas nos dicen que “se nos ha agriado el carácter”.

- Nos cuesta rendir en el trabajo o nos resulta más difícil realizar tareas que antes realizábamos de manera rutinaria, y eso nos hace enfadar.

- Somos incapaces de desconectar de los problemas y esto impide que disfrutemos de los momentos de ocio.

2.¿Cuál es la mejor técnica de relajación?

Como ya hemos visto en los apartados anteriores, existen multitud de métodos para aprender a relajarse y no hay unos mejores que otros. Sencillamente se trata de encontrar el más adecuado para cada persona según su estilo de vida o condición física. Lo más importante es encontrar a un profesional capacitado para enseñarnos o conseguir que nos relajemos, evitando en la medida de lo posible a los charlatanes.

3.¿Es necesario acudir a un especialista o se puede hacer por cuenta propia?

Vivimos en la era de la información, por lo que no es difícil encontrar libros o manuales que indiquen como relajarse, pero ninguno podrá sustituir la labor de un profesional, ya que no solo dan unas directrices sino que corrigen los errores y adaptan las enseñanzas al nivel de cada alumno, de modo que el aprendizaje cuesta menos esfuerzo y se realiza más rápido.

4.¿Son peligrosas las técnicas de relajación?

Las técnicas en sí no son peligrosas, pero hay que tener en cuenta que el estrés puede influir muy negativamente sobre la salud de la persona, por lo que un tratamiento incorrecto puede provocar un agravamiento de la situación.

Además, algunos métodos empleados para relajarse pueden requerir del conocimiento de unas técnicas, como es el caso del masaje o la acupuntura, por lo que hay que valorar siempre que la persona encargada de nuestra relajación sea un profesional acreditado, ya que efectuadas de manera irresponsable pueden acarrear consecuencias para la salud.

5.¿Cuál es el mejor momento para relajarse?

La mayoría de los expertos defienden que el mejor momento es cuando tenemos el estómago vacío, es decir, antes de las comidas o cuando ya hemos hecho la digestión. Esto es así porque, como ya sabemos, la movilización del diafragma es muy importante para una respiración profunda y relajante. Si el estómago está lleno impedirá que dicho músculo pueda descender completamente, ya que al estar situado justo por debajo del diafragma entorpecerá su movimiento.

6.¿Se puede relajar uno en cualquier lugar o es necesario crear un ambiente adecuado?

Cuando una persona ha logrado mucha experiencia en el campo de la relajación, existe la creencia de que puede lograr aliviar la tensión en cualquier lugar. Pero la inmensa mayoría necesitaremos de unas condiciones adecuadas para poder conseguirlo. Las más importantes son:

- Un lugar tranquilo, en el que no seamos interrumpidos ni estemos sometidos a estímulos externos intensos, tales como ruidos o la televisión encendida.

- Una luz tenue, no muy intensa pero tampoco en total oscuridad.

- Una temperatura agradable. Los ambientes muy calurosos o muy fríos pueden impedir lograr una adecuada relajación.

7. ¿Están contraindicadas las técnicas de relajación?

Como en todos los procesos que afectan al organismo, existen una serie de situaciones en las que no se aconseja su uso. Depende también en gran medida del tipo de técnica empleada, pero de forma general se contraindica en el caso de:

- Enfermedades o heridas graves.

- Operaciones quirúrgicas recientes,

- Tensiones o lesiones musculares.

- Antecedentes de desmayos o de falta de aire.

- Epilepsia, enfermedades cardíacas u hormonales graves, diabetes, hipertensión arterial no controlada.

- Estar en tratamiento farmacológico o si se consumen drogas.

- Enfermedades psiquiátricas, incluyendo traumas o situaciones de estrés postraumático.

Ante cualquier duda es de vital importancia comunicárselo al profesional que nos ayudará en el proceso de relajación o si se intenta por cuenta propia, comunicárselo al médico para evitar repercusiones serias sobre nuestro estado de salud.

8. ¿Cuánto se tarda en notar los beneficios de la relajación?

Como todo proceso que requiere un aprendizaje, lleva su tiempo. Las personas que se inician en las técnicas de relajación al principio tienen muchas dificultades para conseguir un estado libre de tensiones, por lo que los efectos que noten serán muy pequeños.A medida que progresen, conseguirán estados de mayor relajación y en menos tiempo, con lo que los beneficios comenzarán a notarse de manera más significativa y podrán observar el potencial benéfico que las técnicas relajantes ofrecen sobre el organismo.

9. ¿Puedo sustituir el tratamiento médico tradicional por las técnicas de relajación?

La respuesta es un no rotundo. Las técnicas de relajación presentan múltiples beneficios para el organismo, pero no tienen efectos curativos como tales. Son elementos que aplicados conjuntamente a la medicina convencional pueden favorecer la recuperación e incluso prevenir o retrasar la aparición de enfermedades, pero nunca podrán ser sustitutivos de los tratamientos médicos.

10. ¿Es necesario relajarse sólo o puedo hacerlo con familiares y amigos?

La relajación no es algo constante, sino que depende en gran medida de las capacidades de cada uno. Puede darse el caso de que uno se distraiga muy fácilmente en presencia de otras personas, pero también puede ser posible que el realizar las actividades de relajación en grupo motive a los interesados y no abandonen a las primeras de cambio.

Además, algunos de los métodos de relajación que previamente hemos explicado pueden requerir de la soledad para conseguir un mayor beneficio mientras que otros se benefician de la presencia de un grupo numeroso de personas. En resumen, dependerá de las características de cada persona y del método escogido.

comments powered by Disqus